,

Beneficios del Aceite de Oliva

beneficios del aceite de oliva

El aceite de oliva tiene múltiples beneficios para la salud que se atribuyen, en gran parte, a su alto contenido en polifenoles.

Los polifenoles son compuestos bioactivos, es decir, fitoquímicos presentes de forma natural en productos vegetales que presentan, además de su valor nutricional, beneficios adicionales para la salud derivados de ciertas actividades biológicas que conducen efectos metabólicos asociados.

La actividad biológica de estos polifenoles se relaciona fuertemente con sus propiedades antioxidantes. Estos compuestos son capaces de reducir la cantidad de especies reactivas de oxígeno y de neutralizar de forma potencial a los metabolitos carcinógenos. Además, también se ha probado su capacidad para modular el sistema inmune pues afectan a la proliferación de leucocitos, citoquinas y otros factores que participan en la respuesta inmunológica (Bucciantini y cols., 2021).

El aceite de oliva se compone principalmente de triacilgliceroles (98-99%). Estos triacilgliceroles (TGA) son un amplio y diverso grupo de ésteres de glicerol con distintos ácidos grasos. Siendo el ácido graso predominante en los TGA del aceite de oliva el ácido oleico monoinsaturado. Mientras que los compuestos fenólicos suelen presentarse en forma de ácidos fenólicos o alcoholes, derivados de oleuropeína, lignanos y flavonoides. En el aceite de oliva, el contenido en compuestos fenólicos contenido oscila entre los 50 y los 1000 mg/kg. Esta amplia variación dependerá entre otras cosas de factores agronómicos, la madurez de las aceitunas, la tecnología de extracción o los procedimientos de almacenamiento y envasado.

 

El aceite de oliva virgen tiene una cantidad sustancialmente mayor de polifenoles que los aceites de oliva refinados y, a su vez, el aceite de oliva virgen extra, también conocido como AOVE, superará estos niveles. Además, el AOVE también contiene mayores niveles de vitaminas, fitoesteroles, tocoferoles y otros ingredientes de bajo peso molecular.

 

En cuanto a los efectos beneficiosos del consumo de AOVE, ya sean debido a su alto contenido en compuestos fenólicos o su composición rica en grasas monoinsaturadas, podemos destacar algunos ampliamente demostrados. Por ejemplo, la reducción de la inflamación en pacientes con artritis reumatoide (Cernadas y cols., 2014), la prevención del envejecimiento, la mejora de las enfermedades neurodegenerativas y la salud cardiovascular, así como la prevención de la obesidad.

beneficios aceite de oliva

Prevención del envejecimiento

También los polifenoles estimulan la autofagia (proceso por el cual una célula se descompone y destruye componentes viejos, dañados o anormales de su citoplasma) dando lugar a la creación de nuevas células y previniendo la senescencia (de Pablos y cols., 2019).

Mejora en el curso de enfermedades neurodegenerativas

los polifenoles parecen reducir la acumulación de las proteínas amiloides asociadas, por ejemplo, al Alzheimer. Y también, algunos de ellos como el hidroxitiroxol, tienen una amplia capacidad antioxidante y antiinflamatoria. Demostrando, por tanto, que el consumo de AOVE disminuye las posibilidades de sufrir déficits cognitivos (Rodríguez-Morató y cols., 2015).

Mejora de la salud cardiovascular

Son muchos los estudios que demuestran el beneficio cardiovascular ofrecido por el AOVE. Los polifenoles presentes en este reducen el riesgo de enfermedad cardíaca, los niveles de colesterol LDL y de colesterol total (Flori y cols., 2019). Además, también previenen la formación de placas ateroescleróticas y la mejora de la hipertensión (Massaro y cols., 2020).

Prevención de la obesidad y mejora de la diabetes tipo II

La obesidad tiene una alta correlación con las enfermedades cardiovasculares y con la diabetes tipo II. Así, los polifenoles presentes en el aceite de oliva mejoran el metabolismo de las grasas y la sensibilidad a la insulina, ayudando a equilibrar los niveles de azúcar en sangre (Ditano-Vázquez y cols., 2019; Schwingshackl y cols., 2017).

 

Surgen nuevos beneficios del Aceite de Oliva

Además, no cesan de investigarse nuevas cualidades positivas derivadas del consumo de AOVE. Entre las que destaca su papel en la lucha contra el cáncer y la influencia ejercida sobre la microbiota.

AOVE como agente de protección contra el cáncer

Se está estudiando el papel de los polifenoles debilitando a las células cancerosas e incluso llevando a la muerte celular a este tipo de células. En concreto, el oleocantal, uno de los compuestos fenólicos presentes en el AOVE, está siendo ampliamente estudiado debido a que ha demostrado inducir de forma selectiva la muerte celular de las células cancerosas (LeGendre y cols., 2015). También, otros compuesto fenólicos como la oleopurina o el hidroxitirosol parecen intervenir en las vías de señalización del cáncer de mama más agresivo, el triple negativo, reduciendo la migración de las células cancerosas e incluso induciendo su muerte (Donovan y cols., 2020).

Papel del AOVE sobre la microbiota intestinal

La dieta mediterránea, rica en fibra, ácidos grasos beneficiosos y compuestos polifenólicos, se asocia con una mayor diversidad microbiana intestinal, mayor cantidad de bacterias beneficiosas y niveles reducidos de inflamación intestinal. Es decir, esta demostrado el efecto prebiótico del AOVE sobre la microbiota del intestino, estimulando el crecimiento de bacterias beneficiosas y suprimiendo el crecimiento de las patógenas (Millman y cols., 2021).

 

El consumo de AOVE provoca en la microbiota intestinal la mayor liberación de compuestos de efecto saciante.

 

Además, el consumo de AOVE provoca que una serie de bacterias de la flora intestinal, como Bacteroides y Lactobacillus, aumenten la producción de ácidos grasos de cadena corta. Estos son potentes activadores de receptores de membrana asociados a la regulación de glucosa en sangre e implicados en los mecanismos de señalización para la liberación de compuestos anorexigénicos (sustancia supresora o depresora del apetito) que aumentan la sensación de saciedad (Farràs y cols., 2020). Por tanto, el consumo de AOVE provoca en la microbiota intestinal la mayor liberación de compuestos de efecto saciante.

Los ácidos grasos de cadena corta como el acetato, el butirato y el propionato, producidos por las bacterias intestinales también tienen un impacto importante sobre el sistema inmunológico de las mucosas. De esta forma, esos ácidos grasos pueden ayudar a fortalecer la barrera intestinal y prevenir la infiltración de bacterias y patógenos, así como de lipopolisacáridos que conducirían a una posterior respuesta inflamatoria (Millman y cols., 2021).

 

CONCLUSIONES

Dada toda experimental procedente de estudios epidemiológicos a gran escala, se ha observado que la cantidad óptima de AOVE que se debe consumir diariamente para obtener beneficios a nivel cardiovascular y cerebral es de al menos 4 cucharadas diarias (59 mL). Asociándose con un 30% menos de riesgo de episodios cardiovasculares y una mejor función cognitiva en comparación con una dieta baja en grasas. Además, este consumo de AOVE ayuda a mantener unos niveles de colesterol óptimos y proteger las LDL del daño oxidativo (Estruch y cols., 2018; Martínez-Lapiscina y cols., 2013).

 

La cantidad óptima de AOVE que se debe consumir diariamente para obtener beneficios a nivel cardiovascular y cerebral es de al menos 4 cucharadas diarias.

 

Por tanto, el consumo de aceite de oliva demuestra claramente beneficios generalizados en una variedad de aspectos de la salud y la enfermedad y también muestra un gran potencial terapéutico para modificar positivamente la microbiota intestinal, así como la actividad y el funcionamiento del sistema inmunológico de las mucosas.

 

REFERENCIAS

Bucciantini, M., Leri, M., Nardiello, P., Casamenti, F., & Stefani, M. (2021). Olive Polyphenols: Antioxidant and Anti-Inflammatory Properties. Antioxidants (Basel, Switzerland)10(7), 1044. https://doi.org/10.3390/antiox10071044

de Pablos, R. M., Espinosa-Oliva, A. M., Hornedo-Ortega, R., Cano, M., & Arguelles, S. (2019). Hydroxytyrosol protects from aging process via AMPK and autophagy; a review of its effects on cancer, metabolic syndrome, osteoporosis, immune-mediated and neurodegenerative diseases. Pharmacological research, 143, 58–72. https://doi.org/10.1016/j.phrs.2019.03.005

Ditano-Vázquez, P., Torres-Peña, J. D., Galeano-Valle, F., Pérez-Caballero, A. I., Demelo-Rodríguez, P., Lopez-Miranda, J., Katsiki, N., Delgado-Lista, J., & Alvarez-Sala-Walther, L. A. (2019). The Fluid Aspect of the Mediterranean Diet in the Prevention and Management of Cardiovascular Disease and Diabetes: The Role of Polyphenol Content in Moderate Consumption of Wine and Olive Oil. Nutrients, 11(11), 2833. https://doi.org/10.3390/nu11112833

Donovan, M. G., Selmin, O. I., Stillwater, B. J., Neumayer, L. A., & Romagnolo, D. F. (2020). Do Olive and Fish Oils of the Mediterranean Diet Have a Role in Triple Negative Breast Cancer Prevention and Therapy? An Exploration of Evidence in Cells and Animal Models. Frontiers in nutrition, 7, 571455. https://doi.org/10.3389/fnut.2020.571455

Estruch, R., Ros, E., Salas-Salvadó, J., Covas, M. I., Corella, D., Arós, F., Gómez-Gracia, E., Ruiz-Gutiérrez, V., Fiol, M., Lapetra, J., Lamuela-Raventos, R. M., Serra-Majem, L., Pintó, X., Basora, J., Muñoz, M. A., Sorlí, J. V., Martínez, J. A., Fitó, M., Gea, A., Hernán, M. A., … PREDIMED Study Investigators (2018). Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet Supplemented with Extra-Virgin Olive Oil or Nuts. The New England journal of medicine, 378(25), e34. https://doi.org/10.1056/NEJMoa1800389

Farràs, M., Martinez-Gili, L., Portune, K., Arranz, S., Frost, G., Tondo, M., & Blanco-Vaca, F. (2020). Modulation of the Gut Microbiota by Olive Oil Phenolic Compounds: Implications for Lipid Metabolism, Immune System, and Obesity. Nutrients, 12(8), 2200. https://doi.org/10.3390/nu12082200

Flori, L., Donnini, S., Calderone, V., Zinnai, A., Taglieri, I., Venturi, F., & Testai, L. (2019). The Nutraceutical Value of Olive Oil and Its Bioactive Constituents on the Cardiovascular System. Focusing on Main Strategies to Slow Down Its Quality Decay during Production and Storage. Nutrients, 11(9), 1962. https://doi.org/10.3390/nu11091962

González Cernadas, L., Rodríguez-Romero, B., & Carballo-Costa, L. (2014). Importancia de los aspectos nutricionales en el proceso inflamatorio de pacientes con artritis reumatoide; una revisión. Nutricion hospitalaria, 29(2), 237–245. https://doi.org/10.3305/nh.2014.29.2.7067

LeGendre, O., Breslin, P. A., & Foster, D. A. (2015). (-)-Oleocanthal rapidly and selectively induces cancer cell death via lysosomal membrane permeabilization. Molecular & cellular oncology, 2(4), e1006077. https://doi.org/10.1080/23723556.2015.1006077

Martínez-Lapiscina, E. H., Clavero, P., Toledo, E., Estruch, R., Salas-Salvadó, J., San Julián, B., Sanchez-Tainta, A., Ros, E., Valls-Pedret, C., & Martinez-Gonzalez, M. Á. (2013). Mediterranean diet improves cognition: the PREDIMED-NAVARRA randomised trial. Journal of neurology, neurosurgery, and psychiatry, 84(12), 1318–1325. https://doi.org/10.1136/jnnp-2012-304792

Massaro, M., Scoditti, E., Carluccio, M. A., Calabriso, N., Santarpino, G., Verri, T., & De Caterina, R. (2020). Effects of Olive Oil on Blood Pressure: Epidemiological, Clinical, and Mechanistic Evidence. Nutrients, 12(6), 1548. https://doi.org/10.3390/nu12061548

Millman, J. F., Okamoto, S., Teruya, T., Uema, T., Ikematsu, S., Shimabukuro, M., & Masuzaki, H. (2021). Extra-virgin olive oil and the gut-brain axis: influence on gut microbiota, mucosal immunity, and cardiometabolic and cognitive health. Nutrition reviews, 79(12), 1362–1374. https://doi.org/10.1093/nutrit/nuaa148

Rodríguez-Morató, J., Xicota, L., Fitó, M., Farré, M., Dierssen, M., & de la Torre, R. (2015). Potential role of olive oil phenolic compounds in the prevention of neurodegenerative diseases. Molecules (Basel, Switzerland), 20(3), 4655–4680. https://doi.org/10.3390/molecules20034655

Schwingshackl, L., Lampousi, A. M., Portillo, M. P., Romaguera, D., Hoffmann, G., & Boeing, H. (2017). Olive oil in the prevention and management of type 2 diabetes mellitus: a systematic review and meta-analysis of cohort studies and intervention trials. Nutrition & diabetes, 7(4), e262. https://doi.org/10.1038/nutd.2017.12

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Molino El Salado

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Pequeña almazara familiar de aceite de oliva situada en el corazón de la sierra gaditana.

«La excelencia del olivar de montaña»

Recetas
Novedades